“Deberíamos tener presente diariamente ejemplos como los de San Martín”

El presidente comunal Carlos Bongiovanni recuerda al General Don José de San Martín a través de la mirada de Favaloro.

En este 17 de agosto tan atípico y falto de salud en el mundo es bueno recordar a San
Martín a través de René Gerónimo Favaloro y sus comentarios sobre nuestro Prócer:

“Para San Martín el esfuerzo fue doble, no por la responsabilidad, sino por el estado de su salud, en particular sus malestares gástricos. Estuvo a punto de morir en Mendoza, donde encontró algo de reposo durmiendo sentado durante tres meses, que cruzó la cordillera por séptima vez en camilla a hombros de sus soldados.

Claro que para el Libertador el sufrimiento era lo cotidiano, porque desde los trece años en Orán –donde tuvo su primera experiencia militar- el malestar físico fue su eterno acompañante.

Quede claro, entonces, que el primer mensaje es el esfuerzo que lleva implícito
el sufrimiento y que tiene como premio el inmenso goce espiritual del deber
cumplido.

Estoy convencido de que sin honestidad no hay proyecto posible para el futuro. Hará
falta una larga tarea educativa que debe comenzar desde las funciones de gobierno. La
inmoralidad y la deshonestidad mancomunadas representan el cáncer que destruye a los hombres y a las instituciones y sólo pueden ser derrotadas con el uso debido de las leyes en plena libertad. Sólo la libertad permite desenmascarar a los inmorales. Deberíamos tener presente diariamente ejemplos como los de San Martín, para que su vida recta, limpia y honesta sirva de modelo.

En este momento difícil que los argentinos estamos obligados a sobrellevar, estoy convencido de que alguna vez la democracia podrá demostrar que los derechos civiles no bastan y que es necesario desarrollar los derechos sociales, económicos y políticos para todos y no para unos pocos privilegiados. El señor General Libertador nos dejó una posdata:

“Desde este instante el lujo y las comodidades deben avergonzarnos como un crimen de traición contra la patria y contra nosotros mismos” (Mendoza, 5 de junio de 1815).

“Todos somos culpables, pero si hubiera que repartir responsabilidades las
mayores caerían sobre las clases dirigentes. ¡Si resurgiera San Martín, caparía
a lo paisano varias generaciones de mandantes!”
.

Recuerdos de un médico rural(página 157). René Favaloro, enero 26 de 1980.

Descanse en paz doctor Favaloro y ojalá entendamos y honremos verdaderamente al
General Don José Francisco de San Martín y que toda su epopeya no sea en vano.
Dios así lo quiera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s