Uso responsable de fitosanitarios: “Queremos que entiendan que este trabajo puede tener impacto en ellos, en la sociedad, en los recursos naturales y en la producción”

El abogado, Christian Padula y el ingeniero agrónomo, Horacio Pennino, pertenecientes al Ministerio de la Producción de la Provincia de Santa Fe hablaron sobre las temáticas que se desarrollaron en la capacitación. El curso, cuyo enfoque es el de las buenas prácticas agrícolas, es de carácter obligatorio y se dicta cada dos años.

DSC_0987

Este martes 22 de octubre se estuvo realizando en la Sala-Cine Leandro Tallano la segunda capacitación de usos responsables de fitosanitarios. En esta oportunidad, estuvo destinada a operarios de aplicación y fue de carácter obligatorio, ya que es requisito para el Registro Provincial de Aplicaciones Terrestres.

En ese sentido, Christian Padula, abogado y uno de los capacitadores dijo que los cursos que dicta el Ministerio de la Producción son “de forma obligatoria para todos los operarios tanto terrestres como aéreos por una resolución del Ministerio, la N°644, del año 2016”. Además, explicó que “los operarios tienen que realizar de forma obligatoria, cada dos años, una capacitación donde se tratan distintas temáticas: la parte legal, tanto a nivel provincial como nacional; toxicología; y buenas prácticas agrícolas”.

Estas capacitaciones se vienen llevando a cabo desde 2014 y tienen como objetivo el uso responsable en la aplicación de fitosanitarios. En este caso en particular, es requisito fundamental para la inscripción de la empresa a dicho registro.

Dentro de las buenas prácticas agrícolas, el Ingeniero Horacio Pennino explicó:

Nosotros en los cursos tratamos de que tengan una visión completa, no solo de su trabajo y de las normas de seguridad y cómo trabajar con productos que son tóxicos ─ distintos grados de toxicidad─, sino fundamentalmente la cuestión ambiental y salud. Como dice la ley, el objetivo primordial que nosotros perseguimos es que ellos entiendan que ese trabajo puede tener impacto en ellos y en la sociedad, segundo en los recursos naturales y tercero en la producción. Antes se pensaba al revés y nuestro objetivo es que empiecen a pensar diferente. Frente a un problema que tengan en el campo y tengan que tomar una decisión, la decisión sea pensando, primero en la salud de ellos y de las personas que pueden estar en frente. Por ejemplo, frente a un cambio en el sentido del viento, cuando están aplicando, que pueda ir hacia el pueblo, hacia un vecino, hacia un cultivo sensible, tienen que cortar. Esa es una cuestión de mentalidad, es cuando vos subís al auto, automáticamente te ponés el cinturón de seguridad, eso es lo que tratamos. Y, a su vez, todos los protocolos de seguridad que tienen que ver con, por ejemplo, cómo usar los productos, leer el marbete del producto, donde ahí está estipulada la forma de uso, cómo prevenirse, cuáles son los elementos de seguridad: máscaras, guantes, botas, elementos que son fundamentales para una actividad de alto riesgo como esta.

En ese sentido, Pennino detalló cómo debería ser la práctica de desecho de los envases que se utilizan, que es el triple lavado de los mismos:

─Hoy en día tenemos una ley nacional que es sobre los envases vacíos de agroquímicos, dentro de estas cuestiones que dice la ley, lo fundamental es que cuando se abre el envase y se vuelca al equipo tienen que hacer un triple lavado: lavarlo con agua, enjuagarlo tres veces, volcarlo al tanque, que eso lo que hace es disminuir la cantidad de producto que queda en el envase. Y después, tiene que ser guardado para ser llevado a un lugar de reciclado, no se puede tirar, ni quemar ni enterrar, lo dice la ley y lo destacamos nosotros. Estas son todas cuestiones que ellos aprenden, tienen conocimientos y nosotros al final de la capacitación hacemos un examen sobre esto, si ellos no están capacitados porque no han tomado estas cuestiones y no llegan al puntaje que corresponde, directamente no los habilitamos, tendrán que hacer de nuevo el curso. 

─A partir de lo que explicó sobre los envases, que tienen que tener un triple lavado y que se depositan en un lugar de reciclado, ¿qué se puede hacer en caso de que se vean por ahí bidones vacíos, que no están desechados correctamente? 

─Desde los últimos años hubo toda una cultura de los envases vacíos. Primero, fue falta de conocimiento, después porque no teníamos una ley concreta. Ya ahora tenemos una ley que medianamente nos dice qué hacer con esos envases, la Provincia, de alguna forma, en este caso, el Ministerio de Medio Ambiente que está relacionado con eso, está trabajando en tratar de tener centros de acopio para llevar los envases. Es decir, que en principio, estos envases, el productor, quien lo compra, quien adquiere ese envase, es el dueño del mismo. Con lo cual, según la ley, va a tener que decir qué hizo con ese envase para poder comprar otro. Entonces, ese productor tiene que guardar el envase, en un lugar adecuado y cuando en la Provincia estén desarrollados los centros de almacenamientos transitorios se podrá llevar ese envase para ver si va a reciclaje ─que ya hay algunas plantas de reciclaje, que no son muchas y es un problema que tenemos, hay que avanzar─ o destrucción final, que son los envases, que por sus características, no pueden reciclarse, porque hay un protocolo para reciclar, entonces van a destrucción. Pero, eso es toda una normativa que hay que respetarla y hay que empezar a aplicarla. Hay muchas cuestiones que recién arrancan, posiblemente lo vamos a ver fruto de esto a partir de dos o tres años, pero necesariamente, nosotros en las capacitaciones lo que hacemos es centrar respecto al operario de el triple lavado, que el bidón no se tiene que tirar, que tiene que quedar en manos del dueño del envase. 

─A partir de estas nuevas prácticas y formas de pensar la aplicación de fitosanitarios, ¿han visto un impacto positivo?

─(Ing, Pennino) Yo creo que estas cuestiones van avanzando, que todos tenemos que rever y todos tenemos responsabilidades. El ciudadano que observa, opina y presiona hacia las comunidades, hacia el presidente comunal, intendente, concejales, ingenieros y demás, como el Estado ─nosotros─ ellos operarios, los profesionales ingenieros agrónomos que trabajan. En general todos tienen una parte de responsabilidad. Nosotros vemos que vamos avanzando en las localidades donde se ponen en práctica normativas comunales que mejoran el control de la aplicación, a través de un ingeniero agrónomo, a través de un veedor, eso hace que mejore el control pero tiene que estar la otra parte también: el operario tiene que estar capacitado, el equipo tiene que estar habilitado, tiene que haber una receta de aplicación, todas las aplicaciones de la provincia de Santa Fe tienen que tener una receta de aplicación que es lo que dice la ley. No importa dónde estén, algunas normativas como comunales y municipales lo que hacen es que esa receta, como si fuese cuando vas a la farmacia que vas con una receta, porque vas a comprar un producto que tiene que ver con la salud y tiene que ver con un profesional. Acá lo mismo, un ingeniero agrónomo hace una receta de aplicación. Algunas comunas lo que hacen es pedir que esas recetas se presenten para autorizarlas o, en el caso que tengan un profesional ingeniero agrónomo, sea el que esté revisando no solamente la receta, que los productos estén autorizados y demás, sino muchas de estas normativas avanzan sobre el control en el momento de la aplicación, no solo desde que viene el equipo sino también qué pasa con los envases vacíos. Entonces, esas comunidades van mejorando la aplicación de la normativa, de la ley y, en definitiva, la gente está un poco más tranquila porque las cosas se hacen ordenadamente y controladamente, no las hace cualquiera, en el momento que quiera, sin capacitación y creo que eso ha mejorado mucho. 

Por último, Padula y Pennino hablaron sobre cómo las sociedades se encuentran en alerta a partir de esta práctica cotidiana, sobre todo en poblaciones donde la producción agrícola es la principal actividad:

─ (Dr. Padula) Este es un tema complicado en las poblaciones pero nosotros siempre decimos que, en la cuestión, no tratamos de hablar de metros sino de buenas prácticas y de concientización de la gente, más que nada de la que aplica. Es una cuestión que nosotros la basamos en el tema de buenas prácticas y para eso llevamos a cabo este tipo de cursos. Después depende de cada localidad porque así lo establece la Constitución, hay leyes a nivel nacional, a nivel provincial e, incluso, a nivel municipal o comunal donde cada comisión comunal o concejo municipal tiene la facultad de dictar su propia normativa y, si lo cree necesario, establecer una distancia que no sea inferior a lo que establece la ley provincial pero sí puede ir más allá. Pero, nosotros no tratamos de hablar de distancia sino de buenas prácticas.

En ese sentido, Pennino resaltó que “es importante que se pongan de acuerdo dentro de cada comunidad, los que participan y hacer las cosas coherentes”. En esa línea, agregó: “No solo entender de las cuestiones legales, las normativas, las buenas prácticas y aplicar una forma sencilla: con control. Para nosotros, la capacitación y el control, tal vez, es más importante que poner medidas o distancia, porque muchas veces hemos visto que ponen distancia pero afuera las cosas no se hacen correctamente y la distancia no tiene sentido. Por eso, la capacitación lo que lleva es que la persona vaya pensando una forma distinta y evolucione en el tiempo”.

Cuando se habla de buenas prácticas no solo es la capacitación y respetar las leyes y normativas sino también reducir las cantidades de aplicación, con productos que se encuentren en la franja verde ─los menos tóxicos─, realizando nuevas producciones, son algunas de las actividades que destacó Pennino. Quien además aseguró que lo fundamental es “la capacitación, la educación, el conocimiento, la relación con los centros de investigación”, para poder avanzar con rapidez y conciencia. 

Disertantes 

El curso que se desarrolló entre las 9 y las 16 tuvo diferentes capacitadores:

  • Por CASAFE (Cámara de Sanidad Agropecuaria y Fertilizantes): Ing Agr. Rafael Abal
  • Por Ministerio de la Producción de Sata Fe – SIFISA: Ing. Agr. Horacio Pennino y Dra. Valeria Arosio
  • Por Ministerio de la Producción – Buenas prácticas: Ing. Agr. Lionel Mariota
  • POR RENATRE (Registro Nacional de Trabajadores Rurales y Empleadores): Delegado Provincial Santa Fe Sur, Andrés Alasia
  • Participaron además Dr. Christian Padula, Lic. Constanza Camilos y Héctor Lapissonde. (Ministerio de la Producción).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s