Bongiovanni: “Un país se asegura su futuro con miles de niños leyendo”

Como todos los 25 de mayo se realizó el acto por el aniversario de la Revolución de Mayo de 1810. Se llevó a cabo en la sala “Leandro Tallano” del cine de Piamonte que estuvo completa por alumnos de las diversas instituciones, docentes, padres y directivos. Luego de unas palabras reflexivas por parte del presidente comunal, Carlos Bongiovanni, alumnos de la Escuela Fiscal N°278 “Manuel Belgrano” realizaron una representación. 

DSC_0680

El presidente comunal Carlos Bongiovanni dando unas palabras a los presentes.

Con la sala “Leandro Tallano” del cine de Piamonte colmada de alumnos ─de todos los niveles─, maestros, padres y directivos, pasadas las once de la mañana comenzó el acto en conmemoración de la Revolución de Mayo de 1810. La ceremonia dio inicio con las palabras de Danisa Astegiano, representante de la Comuna de Piamonte y guía de la misma:

“Estamos reunidos para conmemorar los 207 años de la Revolución de Mayo. En nombre de la Comuna de Piamonte les doy la bienvenida.

La idea de una Nación argentina comenzó a gestarse hace más de doscientos años cuando un conjunto de hombres y mujeres alumbraron la idea de sentirse libres e independientes, protagonistas y artífices de su propio destino. El 25 de mayo de 1810 se creó nuestro primer gobierno patrio, la Primera Junta de Gobierno. Durante la Revolución de Mayo se puso en juego el futuro de una colonia que deseaba crecer y desarrollarse como un pueblo independiente. Ese día comenzamos a romper los vínculos de dependencia que teníamos con España y comenzaron a surgir otros nuevos: vínculos de identidad entre los miembros de un pueblo y su tierra; vínculos de solidaridad, de patriotismo, de resistencia y de hermandad.

No todos pensaban igual en esa Primera Junta, no todos eran amigos, pero todos ellos se reunieron tras un ideal superior, sin egoísmos ni intereses personales.

Renovando nuestros vínculos con la historia, con la patria, con nosotros mismos nos encontramos una vez más reunidos para celebrar un nuevo aniversario de aquel 25 de mayo que nos une y nos compromete”. 

Luego de estas palabras, hicieron su ingreso los abanderados y escoltas de diversas instituciones de la localidad, portando nuestra bandera argentina. Acto seguido, sonaron las estrofas del Himno Nacional Argentino.

DSC_0681

“La celebración de la Revolución de Mayo nos da la oportunidad de reflexionar sobre estos años de historia compartida, sentir la alegría de ser argentinos y de pertenecer a una Nación que continuamente busca superarse proyectando nuevos horizontes para todos sus ciudadanos y ciudadanas”, prosiguió Astegiano y le cedió la palabra al presidente comunal, Carlos Bongiovanni:

“Buenos días a todos. Muchas gracias por estar.

Hoy nos reunimos para conmemorar un nuevo aniversario de una revolución patriótica llevada a cabo por ciudadanos  que decidieron  unirse, porque vieron la posibilidad de iniciar un camino hacia la independencia.

Algo que no fue fácil. Se necesitó de coraje, de solidaridad, de desprendimiento de lo propio por lo común, de una visión futura de la cual no se tenía la certeza de un final feliz, pero sí se sabía que su costo sería sudor y lágrimas y que inevitablemente originaría un derramamiento de sangre.

Un sueño preciado que más de uno no llegaría a ver. Sueños de libertad, de Nación soberana, de ser un pueblo próspero con futuro, de gritarle al mundo: “Aquí somos Argentina”.

Mariano Moreno antes de jurar dejaba en claro que había que suplantar funcionarios pero no imitar su corrupción, eliminar los abusos de la administración central, buscar el remedio a los males que afligían al Estado, educar al pueblo y dar nueva vida a las provincias. Además, sostenía que el nuevo gobierno no debía huirle al trabajo, pero sí a la corrupción y al desorden, pues sino serían indignos ante el pueblo que confiaba en ellos y ponía el destino en sus manos.

Hoy, ya a más de doscientos años de aquella epopeya  aún  seguimos sin solucionar los problemas del 1810, lamentablemente.

Por ejemplo, en Argentina hoy 2017 existe una importante desnutrición infantil. Niños con hambre, mal alimentados, vergüenza nacional, dolor humano.

Un niño debe alimentarse bien en sus dos primeros años de vida que es cuando su cerebro se desarrolla. Y eso se logra si tan solo una mamá contara con una caja de leche por semana. Parece mentira que con tan poco solucionaríamos una tragedia que nos envuelve y que nos complicara el porvenir seguramente.

A los maestros se les pide que enseñen y eduquen a los niños, pero para aprender a leer y escribir hace falta tener un cerebro sano. Un buen país se asegura su futuro con miles de niños leyendo. La educación es una siembra, pero si el terreno no es fértil para esa semilla, ¿dónde la estamos sembrando?

Debemos solucionar urgente este flagelo pero se necesita compromiso, debemos abandonar las mezquindades, sobre todo las ideológicas y ser solidarios, trabajar junto a las instituciones para superar este y otros inconvenientes de nuestra Argentina.

Cada uno desde el lugar que ocupe. Abandonar la esclavitud que produce el consumismo, dejar de gastar la vida en pos de cosas que no nos permiten tener ese tiempo para ver en nuestro derredor que está sucediendo, no creer que las cosas malas solo pasan en la TV y que nuestra realidad no es la misma.

Tratemos de ayudar a la sociedad a solucionar sus problemas y así estaremos asegurando un futuro más promisorio a los que vienen.

Compatriotas empecemos a tratar de comprender qué graves problemas tenemos y a colaborar para solucionarlos para que esos ideales de los hombres de mayo no queden en el recuerdo, sepamos ver la lección de vida que nos dieron , y que el haber sido un Belgrano hoy no solo sirva para nombrar nuestra escuela, o ser un Moreno solo para nomenclar una calle, o que la escarapela sea un ‘adornito’ que llevamos la Semana de Mayo porque si no la maestra nos reta.

Seamos consecuentes con nuestros héroes de mayo de 1810 que lo dieron todo, pues había que estar un poco locos, sanamente locos, para enfrentar al mundo y comenzar a soñar una patria nueva y justa para todos, darse el permiso de soñar que todo sería distinto.

De nosotros mismos depende, para que junto con la ayuda de Dios, fuente de toda razón y justicia, verdaderamente  alguna vez  se pueda decir y con orgullo: “Se levanta en la faz de la tierra una nueva y gloriosa Nación””. 

 

DSC_0679

Por último, antes de pasar a las actuaciones de los niños de segundo grado de la Escuela Fiscal N°278 “Manuel Belgrano”, Danisa Astegiano leyó unas palabras reflexivas para dar por finalizado el acto formal:

“Estamos convencidos de que la solidaridad cotidiana, la valentía para escuchar y hacernos escuchar, aprender y enseñar, dar afecto y transmitir nuestros mejores valores podrán hacernos hoy, como en aquel 1810, un pueblo más libre”. 

DSC_0676

Luego, los abanderados y escoltas se retiraron. Por su parte, los alumnos de la escuela primaria se lucieron interpretando un cuento a través de una canción y guiados por sus maestras.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Finalmente, como todos los años, mientras los asistentes se retiraban del lugar, la Comuna de Piamonte entregó alfajores para los niños de las escuelas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s